Michelle Christensen

Directora de calidad

A Michelle siempre le han apasionado los idiomas. Mientras estudiaba francés, vivió en París durante tres años y en Roma durante un año. Al regresar a Estados Unidos, Michelle se inició en el mundo de la traducción en el lado del cliente. Trabajó como gestora de proyectos para varios fabricantes de productos médicos, donde llegó a ocuparse de proyectos en más de 20 idiomas. Como gestora de proyectos desde el lado del cliente, Michelle probó los servicios de distintos proveedores, y pronto se dio cuenta del valor de la calidad del servicio (Argo Translation fue uno de estos proveedores). Siempre dijo que si dejaba de trabajar directamente para los clientes, le gustaría trabajar en un lugar como Argo. Michelle volvió a la universidad para obtener una licenciatura en Lingüística de la Universidad de Wisconsin en Milwaukee. Y cuando Argo le hizo una oferta en 2005, no dudó en mudarse a Chicago. Michelle dice que una de las mejores cosas de trabajar en Argo es la cultura íntima y relajada que se respira en la oficina. En su tiempo libre, a Michelle le gusta bailar, ya sea un tango argentino, al ritmo de zydeco o cualquier otra cosa.